domingo, 4 de octubre de 2015

Abandono o No Abandono (el IFTS-7-TUR)

Esto que simplemente parece provenir de una obra de William Shakespeare (Hamlet), es un pequeño cuestionamiento existencial. Pero en este caso, involucra a la Tecnicatura en Guía de Turismo, del Instituto de Formación Técnica Superior Nº 7, de la Ciudad de Buenos Aires.
La carrera fue inaugurada en 2004, como resultado de la promulgación de la Ley Nº 1264/03, que obliga a los que ejerzan el rol de Guía Turístico, a disponer de una formación profesional, acreditada por un título oficial. Se convirtió (y por ello estoy en carrera) en una de las pocas carreras de Guía de Turismo de carácter público, estatal y gratuito.
Precisamente, como describo en el título de esta entrada, esto es una mera reflexión acerca del abandonismo que afecta a la carrera, y por ende a la institución que la dicta.
Desconozco si esto ha sucedido desde la creación de la carrera, ya que empecé 8 años después.
Sin embargo, desde que inicié la carrera he visto que muchas personas han abandonado la carrera, incluso apenas la iniciaron.
Entonces me pongo a pensar, ¿qué puede estar fallando?
Si bien la carrera, pareciera estar bien diseñada para la formación del Técnico en Guía de Turismo, sin existir contenido alguno de relleno, hay algunos inconvenientes, tales como la escasa y limitada oferta horaria; sólo existe el turno noche.
Funciona en un establecimiento perteneciente a una institución de formación secundaria (Escuela Superior de Comercio Nº 3 “Hipólito Vieytes”), lo que complica la autonomía del Instituto, que además dicta dos carreras más (Administración de Empresas y Administración de Servicios de Salud).
También se encuentra con horarios demasiado superpuestos, y con materias exclusivas de uno de los 2 cuatrimestres (que solo se dictan o el 1º o el 2º). Estos problemas, si sumamos que la carrera posee 34 materias, dificultan la planificación de la cursada, a fin de que en algún momento, uno pueda graduarse.
Por ello, quiero ser la voz de los “Guías que no Fueron”, porque en ellos existen historias de inconvenientes personales, de adecuación a la profesión y a la realidad institucional, y son motivos valederos para decir, “Ya Fue”.
También quiero decirles a aquellos que se vean disconformes, y desconozcan si quieren seguir en carrera, que lo piensen 1000 veces, antes de abandonar. Porque acá no están gastando sólo su dinero, como ocurriría en un instituto privado. Acá están usando el dinero de un montón de personas que pagan sus impuestos, de las cuales, están sus propios compañeros, pero también, gente que nada tienen que ver con el turismo, y pagan igual.
Yo sé que no soy ejemplo de buena cursada (sino vean este artículo). Pero tengo un plan de graduarme y ejercer esta profesión. Y como confío en ustedes, también quiero estar bien acompañado.
Desde ya, no considero esta profesión, ni buena ni mala. Sólo sé que me dará una mejor calidad de vida. Y sé que muchos de ustedes opinan como yo. 

Porque "Todo parece imposible hasta que se hace" (frase de Nelson Mandela, que fue colocada en la página del instituto). Pues así, el alumnado creó antes la página de Facebook.

Porque "Esa Es Nuestra Cuestión; Ser o No Ser" (del Turismo).